Compresores de tornillo

El compresor de tornillo comprime el aire en el espacio formado entre los dos rotores que giran en sentido opuesto. Junto con la carcasa, componen el elemento de compresión. Un compresor de tornillo funciona principalmente de dos formas: con inyección de líquido o sin líquido. Ambas versiones están disponibles en modelos de una y dos etapas.


El compresor de tornillo

Compresores de tornillo con inyección de líquido

Esquema Compresor de tornillo

Esquema Compresor de tornillo lubricado con aceite

En un compresor de tornillo con inyección de líquido, el aire comprimido se enfría con un líquido de refrigeración en la cámara de compresión entre los tornillos. El refrigerante, generalmente aceite, circula en un sistema cerrado entre (1) depósitos de líquido, refrigeradores (2) y (3) unidades de tornillo, y se mezcla con el aire antes de la compresión. Por tanto, la temperatura de funcionamiento del compresor se mantiene a unos 80°C, independientemente de la carga y la presión. Inmediatamente después de la compresión, el refrigerante se separa del aire comprimido en (4) el separador de aceite. El aire comprimido pasa a continuación por un (5) refrigerador posterior y después al depósito de aire.


Compresores exentos de aceite

El compresor de tornillo “exento de aceite” comprime el aire sin refrigerar la cámara de compresión. Por tanto, la temperatura de trabajo del compresor sube hasta unos 200°C, incluso a una presión de trabajo de 3 bar.


Para obtener la presión de aire industrial normal (alrededor de 7 bar), el compresor debe comprimir el aire en dos etapas y refrigerar el aire comprimido entre cada etapa de compresión.


Áreas de aplicación