Secado del aire comprimido

El proceso de secado elimina la humedad del aire comprimido. El aire comprimido seco reduce el riesgo de daños por corrosión del sistema de aire comprimido y mejora el presupuesto operativo de la maquinaria y las herramientas conectadas.

El secado se realiza principalmente mediante dos métodos.


Secador frigorífico

Los secadores PUSKA son fáciles de instalar, consumen poca energía y son relativamente insensibles al aceite en el aire comprimido. Para reducir cualquier presencia de aceite residual en el aire comprimido, se debe instalar un filtro de separación de aceite después del secador.

Secador de adsorción

El aire comprimido pasa a través de uno de los depósitos y se seca como resultado del contacto con el desecante a un punto de rocío de -20°C o inferior. La mayoría del aire comprimido seco pasa después directamente al sistema neumático. El 3-15% restante se dirige al segundo depósito, donde se expande a la presión atmosférica. El aire seco expandido absorbe entonces la humedad del desecante de este depósito y se evacua al exterior.


Pasado un tiempo, los depósitos intercambian funciones, obteniéndose así un proceso de secado continuo.


¿Cuánta condensación produce el sistema del compresor?

El contenido de agua a diferentes puntos de rocío

Contenido de agua en aire a diferentes temperaturas

Contenido de agua en diferentes temperaturas de rocío

Dimensionado del secador de aire comprimido

Para seleccionar la capacidad correcta del secador de aire comprimido, se deben considerar los siguientes factores:



Contenido agua con equipos secado aire

Contenido agua en aire con diferentes equipos de secado