top taller automocion top banner

Aire comprimido para uso en talleres de coches o automóviles

El inflado de neumáticos o el uso de lijadoras en carrocerías son solos dos ejemplos de aplicaciones en el sector de la automoción. Los compresores para talleres deben caracterizarse por un coste de propiedad reducido y ser resistentes.

Contactar con un profesional de aire comprimido

Si dispones de un taller mecánico dedicado a la reparación de automóviles o vehículos a motor, sabes lo necesario de disponer de un compresor de aire fiable, resistente y que genere el caudal de aire necesario para que tus herramientas neumáticas realicen los trabajos sin problemas para las aplicaciones necesarias en tu taller.

Muchos talleres tienen más que suficiente con un compresor que ofrezca una presión de trabajo entre 6 u 8 bares para trabajar con amoladoras, lijadoras orbitales, pistolas de impacto, pistolas para pulverizar pintura, etc.

En cualquier caso siempre es recomendable tener a mano nuestra Tabla de Consumo (l/m) por las herramientas neumáticas más frecuentes en un taller.

Equipo Consumo de aire comprimido l/min Factor de utilización de la compañía
    Fabricación Centro de servicio
Pulidora 900 0,1 0,2
Llave de impacto 1/2" 450 0,2 0,1
Llave de impacto 1" 800 0,2 0,1
Barnizadora 500 0,2 0,3
Limpiador a presión 350 0,05 0,05
Pistola de pintar 300 0,6 0,1
Pequeño limpiador a presión 300 0,1 0,2
Elevador (coche) 180 0,2 0,1
Elevador (bus/camión) 300 0,3 0,2
Aspirador industrial 180 0,2 0,1
Clavadora (2 bar ) 60 0,2 0,1
Pistola de engrasar / petrolear 120 0,2 0,1
Desmontadora de ruedas 30 0,3 0,2
Carraca (3/8”) 150 0,2 0,1
Inflado de los neumáticos (coche) 60 0,3 0,2
Limpiadora de caja de cambios 90 0,2 0,1

Los requisitos de pureza para este aire no son tan exigentes como en otros sectores pero debe tener un mínimo de calidad para que la red de aire del taller no se vea perjudicada por humedad o exceso de aceite en las tuberías o herramientas.

También es importante saber si el trabajo o la necesidad de encender el compresor será puntual o trabajará de continuo proporcionando aire comprimido.

Dependiendo de estos y otros factores desde PUSKA os recomendaremos optar por un compresor de pistón o un compresor de tornillo para tu taller mecánico.

En muchas ocasiones cuando los trabajos son puntuales y el presupuesto es ajustado nuestros clientes optan por uno de nuestros compresores de pistón, pero no hay que desdeñar las ventajas que a medio y largo plazo tienen los compresores de tornillo ya que el retorno de la inversión y el coste total de la propiedad pueden ser muy significativos.

Los compresores en los talleres mecánicos y la cercanía con el puesto de trabajo

En la mayoría de talleres mecánicos de España, Portugal, y seguramente el resto del mundo, el espacio es reducido y muy probablemente el operador o mecánico tenga que realizar su trabajo cerca del compresor.

Por un lado esto provoca que la red de aire o instalación sea muy escasa y por tanto el requerimiento de presión de aire más bajo, por otro lado será muy recomendable que el compresor sea pequeño, silencioso y/o que se utilice un tanque para almacenar el aire a presión.

Compresor de tornillo PKE en taller ilustración

En el taller, el compresor está cerca del puesto de trabajo

Nuestros compresores de pistón LOTAN están insonorizados para poderse igualar a nuestros compresores de tornillo PKE y casi todas nuestras gamas de compresores son personalizables (bancada, depósito, secador incorporado, etc.)

¿Tienes un taller y quieres ayudarnos a compartir tu experiencia y conocimientos?

Nuestra familia de expertos y técnicos en aire comprimido agradecerá que te pongas en contacto mediante nuestro formulario.