Aire comprimido para uso en talleres de coches o automóviles

El inflado de neumáticos o la aplicación de pintura en carrocerías son solos dos ejemplos de aplicaciones en el sector de la automoción para el aire comprimido. Estos usos deben caracterizarse por un coste de propiedad reducido y una alta calidad de aire.

¿Tienes un taller y quieres ayudarnos a compartir tu experiencia y conocimientos?

Nuestra familia de expertos y técnicos en aire comprimido agradecerá que te pongas en contacto mediante nuestro formulario de contacto.